La causa principal de las manchas solares es la exposición a la radiación solar de la piel humana no protegida. Pero no todas las manchas son iguales, ni afectan por igual a todos los tipos de piel; hay algunas que están relacionadas con las hormonas.

Los lentigos actínicos (pecas solares) aparecen sobre todo en pieles bastante claritas y en gente mayor. Debido al cúmulo del sol tomado durante varios años. Se localizan en las áreas más expuestas al sol, particularmente las manos, la cara, los hombros y los brazos.

¿ERES ESTETICISTA Y SIENTES QUE TE FALTA FORMACIÓN?

Accede a la primera plataforma de formación tipo Netflix especialmente creada para el sector de la estética

¡Haz click aquí!

Además, hay otras manchas que salen en mujeres embarazadas o que toman anticonceptivos y que suelen salir más en la cara, sobre todo en las mejillas. Se conocen como melasma y son debidas a las hormonas. En las pieles muy oscuras, en los fototipos altos, se despigmenta más la piel.

El tercer tipo de manchas son los lunares o nevus, indirectamente relacionados con el sol, que las activa y además potencia que vayan saliendo más.

¿Pueden aparecer tras una única exposición?

Algunas manchas pueden aparecer en la primera exposición, sobre todo si se toman ciertos medicamentos: antibióticos, antiinflamatorios u otras sustancias fotosensibilizantes, como los diuréticos. Aunque, en general, la aparición de manchas como consecuencia de la exposición solar no es inmediata. Por eso no suelen aparecer en niños ni adolescentes, sino en la edad adulta.

¿Cómo se pueden eliminar las manchas solares?

Las manchas que aparecen durante el embarazo son las que más fácilmente se quitan con una buena fotoprotección –no exponiéndose al sol sobre todo en verano– y con cremas despigmentantes. Igualmente, las ocasionadas por la toma de medicamentos también se quitan. Cuesta, pero se quitan. Por el contrario, en las debidas a la edad hay que hacer tratamientos más activos, como crioterapia o láser.

¿Cómo se producen?

Dependiendo del tipo de mancha el mecanismo de producción es distinto. En los nevus ocurre un cúmulo de melanocitos en las capas más superficiales de la piel. En los léntigos o manchas solares hay un aumento de melanina (pigmento marrón) en la epidermis o dermis superficial.

¿Pueden evitarse mediante suplementos en forma de comprimidos?

En principio no, aunque tampoco hacen salir manchas. Hay muchos comprimidos que llevan en su composición pigmentos y otros protectores solares que aportan una protección extra a las cremas fotoprotectoras, aunque en ningún caso las sustituyen. Incluso algunos sirven para que te pongas un poco más moreno con la exposición concluye.

¿Cuáles son los motivos de aparición de manchas en la piel?

Existen muchos tipos de manchas pigmentadas en la piel. Unas aparecen desde el nacimiento o en la infancia, son los nevus melanocíticos o lunares. Otras aparecen por los efectos de la luz ultravioleta y el envejecimiento de la piel, son los léntigos solares. Otras pueden aparecer por factores hormonales (melasmas y cloasmas) y por reacciones de los rayos ultravioleta en personas bajo ciertos tratamientos farmacológicos (antihipertensivos, antidepresivos, antibióticos, etcétera).

Ya puedes leer nuestro post sobre la rutina de belleza que no cumples y que ayudará mucho a tu piel. Haz Click aquí para leerlo.

¿Cómo se pueden prevenir las manchas?

Es fundamental protegernos de la exposición solar utilizando distintas medidas de fotoprotección (gorras, prendas de manga larga, etc). Hoy día el uso de un filtro solar con alto índice de protección y acorde a cada tipo de piel es fundamental. Es la medida más eficaz para prevenir el fotoenvejecimiento de la piel y la aparición de manchas solares. En los niños es fundamental evitar las quemaduras solares que suponen un riesgo a largo plazo de cáncer de piel y usar un fotoprotector no alergénico y de muy alto índice de protección.