Las manchas y arrugas son, posiblemente, uno de los problemas estéticos que más preocupan a las mujeres , y también una de las razones por las que se acude con más frecuencia a los centros de estética. Son muchos los dermátologos que explican que las manchas nos hacen aparentar años de más. Pero lo que no sabíamos era que te hacen aparentar muchos más mayor que las mismísimas arrugas.

Además, si las manchas son de sol, seguramente tendremos una piel que no se corresponda con la edad de la persona, ya que produce un envejecimiento prematuro de la piel, aparición de arrugas y flacidez. Por eso si tu objetivo beauty es tener una piel joven, o simplemente hacer atenuar las manchas y arrugas en tu piel, deberías prestar mucha atención a estos trucos definitivos:

¡Adiós arrugas!

Protege tu piel de la radiación ultravioleta (UV)

Porque es dañina para la piel. Demasiado sol acelerará el proceso de envejecimiento cutáneo y la aparición de las arrugas, uno de sus principales estigmas. Las cremas con filtro solar están recomendadas para la óptima protección de la cara. Y si procede, utiliza gafas solares, un sombrero de ala o con visera, y una ropa que le proteja del sol.

Evita los ‘solariums’ artificiales

Si deseas un tono de piel dorado, prueba con los bronceadores cosméticos o las cremas de auto-bronceado. Evitas riesgos y los resultados son espectaculares.

Si fumas, abandona definitivamente el tabaco

Este hábito tan nocivo no sólo afecta a su corazón  y pulmones, sino que las toxinas que contiene el humo de los cigarrillos también causan daños a la piel. Diversos estudios han demostrado que la piel de los fumadores se arruga antes, y que son más propensos al cáncer de la piel.

 Evita los cambios rápidos de peso

A pesar de que las dietas rápidas están de moda, las personas que presentan cambios drásticos de peso (con efecto “yo-yo”) están asimismo encogiendo y estirando su piel. A medida que envejecemos nuestra piel pierde su elasticidad, y no puede recuperar su tonicidad y vitalidad tras cada nuevo cambio.

 Bebe agua

Al menos dos litros cada día, especialmente fuera de las comidas. Es vital para mantener el cuerpo y, naturalmente, la piel hidratados. Además, beber mucho asegura la adecuada eliminación de las indeseables toxinas. Sin la cantidad de agua suficiente, tu piel se deshidratará, con un efecto muy parecido al de una uva cuando se convierte en una pasa por faltarle su base líquida.

Come bien

Una alimentación rica, variada y equilibrada es buena para todo el organismo. Básicamente hidratos de carbono por la mañana y al mediodía (son la fuente de la energía que necesitas para funcionar); y proteínas por la noche (para reconstruir las células y los órganos, incluida la piel, que desgasta durante el día).

Duerme sobre la espalda

Si no es tu posición habitual, al menos inténtalo incorporando discretamente el colchón. Posiblemente, no lo habías pensado, pero las personas que duermen de lado suelen despertar con líneas y marcas sobre la piel. Con el tiempo, por el traumatismo continuado, éstas pueden convertirse en permanentes.

Evita estresarte

Seguramente, este consejo puede resultar el más difícil de respetar, pero es un hecho muy conocido que el estrés causa un gran número de problemas a la piel. Es muy habitual que las personas frunzamos el ceño, apretemos las mandíbulas y hagamos muecas sin realmente darnos cuenta. Esfuérzate conscientemente en relajar los músculos faciales.

Utiliza los dermocosméticos adecuados

Fundamentalmente la piel necesita limpieza, hidratación, nutrición y protección; pero no descuides la calidad y la forma de utilizar los productos de cosmética. Los productos estrella para decir adiós a las arrugas son:

Ácido hialurónico: hidratareafirmala piel (ayuda a la restauración de la piel y al mantenimiento de su firmeza) y rellena las arrugas. Conoce más sbre este increíble producto haciendo click aquí.

Tratamiento Faktor A de Skinfaktor: Que logra reactivar la dermis, pulir y rebajar la epidermis, además de iluminar la piel.

Lift Complex Plus: es el efecto lífting que se produce de forma inmediata, pero, ¿qué otro efecto causa en nuestra piel? Descúbrelo haciendo click aquí.

¡Adiós manchas!

¿Por qué pueden aparecer manchas en la piel?

Los factores que generan la aparición de manchas son variados, pero existen tres que actúan en forma significativa: el daño solar, la influencia hormonal y el envejecimiento cutáneo. Otras causas secundarias están relacionadas con el uso de ciertos cosméticos, el tabaco, factores genéticos, fármacos, deficiencias nutricionales o hepáticas y traumatismos en la piel, como picaduras de insecto, depilación, o manipulación de lesiones de acné

¿Cuáles son las zonas más afectadas por estas manchas y arrugas?

Los lentigos solares aparecen, sobre todo, en la cara, escote, manos y parte superior de la espalda. Las pieles más proclives a sufrir este tipo de lesiones son las pieles claras y afectan por igual tanto a hombres como mujeres.El melasma es sólo facial, pero es simétrico y aparece en mejillas, frente y labio superior. Suelen afectar en mayor número a las pieles oscuras y es una lesión que aparece exclusivamente en las mujeres.

¿Cómo prevenir la aparición de manchas?

La mejor manera de prevenir la aparición de manchas de la piel es la fotoprotección. Cuidarse del sol y de la luz visible es fundamental en el momento de evitar su desarrollo o exacerbación. Usa filtro solar alto, superior a factor 40. Si vas a estar al sol, no uses perfume y acuérdate de hidratar muy bien la piel, recurriendo a cremas con filtro solar.

Hay que tener en cuenta que, si estás bajo tratamiento con algún tipo de medicamento, consulta al dermatólogo porque podría ser la causa de la aparición de hiperpigmentación. La mejor manera de cuidar tu piel es limpiar el rostro dos veces por día, colocar un tratamiento específico para las manchas y, como último paso, no olvidar colocar protección solar.

¿Qué tratamientos existen para eliminarlas?

Entre las opciones para tratar las manchas, encontramos tratamientos con dermoaclarantes, que son productos desarrollados a base de sustancias que se dirigen a modificar y controlar el proceso de hiperpigmentación. Otras medidas son los peeling químicos y mecánicos y los tratamientos con láser o luz pulsada.

¡Síguenos en Facebook!