El verano está a la vuelta de la esquina, y con él llegan nuestras ganas de disfrutar y de aprovechar al máximo las vacaciones. Pero recuerda: tu piel te acompaña, ¡y lo hará siempre! No olvides dedicarle un extra de cuidados durante estos meses de calor.  Te contamos algunos consejos para que prepares tu piel para la estación estival sin complicaciones, ¡no hay tiempo que perder!

Recarga tu dieta

Para apreciar resultados por fuera, lo primero es cuidarnos por dentro. Bebe mucha agua y, aunque comer fruta y verdura todo el año es fundamental, los alimentos contenedores de antioxidantes son un must en nuestra dieta durante estos calurosos meses. Los podrás encontrar en los frutos rojos, las calabazas, zanahorias, limones, naranjas… Propiciarán la protección de tu dermis frente al sol y la mantendrán más sana. ¡No los pierdas de vista!

¡Adiós, células muertas!

Por fin decimos adiós al frío, ¡aprovechemos la despedida para mandar a paseo a nuestras células muertas!  Una o dos veces por semana exfolia tu piel suavemente con el producto que mejor se adapte a ti para contribuir a eliminar esa piel muerta y otras toxinas perjudiciales para nuestro cutis. Si tu piel es sensible, no te arriesgues: espacia la exfoliación a una vez cada dos semanas.

Hidrátate

La piel necesita hidratación durante todas las estaciones del año, pero las altas temperaturas y la influencia del sol son factores más que determinantes para no escatimar en cuidados. Limpia bien tu dermis mañana y noche para eliminar impurezas o restos de maquillaje, escoge la crema adecuada según tu tipo de piel y sé constante. El cloro de las piscinas, además, puede resecar mucho. Si vas a darte un chapuzón, limpia con agua y jabón tu piel posteriormente para eliminar el rastro del cloro y procede a hidratarte. 

Protégete del sol (¡todo el tiempo!)

Averigua tu fototipo y no dejes de protegerte del archienemigo de nuestra piel. Si no te gusta la playa ni zambullirte en la piscina, ¡no bajes la guardia! Recuerda que te expones a los rayos ultravioleta cada vez que sales a la calle, y más durante el verano. En nuestro día a día es importante protegernos del sol con la protección adecuada. Después podrás aplicar tu maquillaje normalmente. Si prevés que vas a pasar muchas horas bajo el sol, renueva tu protección cada pocas horas, ¡te ahorrarás muchos inconvenientes!

Maquillaje adecuado

Las altas temperaturas y un maquillaje perfecto parecen ser reacios a ir de la mano, pero con los cosméticos adecuados no tiene por qué ser un problema. Utiliza bases ligeras que no resulten cargantes para tu piel. Puedes utilizar polvos matificadores y optar incluso por maquillaje waterproof, ¡que el calor no te frene!

 

¿Quieres más información? Dale al PLEI