Nos encantan los brillos, ¡pero no en la piel, a no ser que sea a causa de un buen iluminador!

La belleza de la piel, maquillada o sin maquillar, para nosotros es esencial. ¿Y para ti? ¿Tu base de maquillaje te saca brillos y no sabes qué hacer para evitarlos? ¿Sufres de un cutis graso y no tienes ni idea de cuál es la mejor base de maquillaje para ti que eluda este problema? Te contamos algunos trucos sencillos y rápidos para conseguir una piel mate, lisa y perfecta, ya sea para maquillaje de día o para maquillaje de noche.

#1. Limpieza facial 

No nos cansamos de repetirlo. Aunque te acabes de levantar y pienses que tu cutis no puede estar más limpio, ¡te estás equivocando! Por las noches también acumulamos impurezas, y estas incluso pueden provenir de la almohada. Además, has de tener en cuenta las células muertas, los restos de maquillaje del día anterior… El caso es que tienes que comenzar el día con una buena limpieza facial. Para maquillar tu rostro y evitar que más tarde tu base de maquillaje te saque brillos, este es un primer paso fundamental para garantizar la belleza de tu piel. ¡Toma nota!

#2. Crema hidratante=rostro perfecto

Cell Balance Light CreamEste paso también es ineludible. Hidratar bien la piel antes de maquillarla propiciará que esta se mantenga lisa y que la base de maquillaje se asiente sobre el cutis de manera uniforme. 

¿Y qué pasa si tienes un cutis graso y, por tanto, más propenso a la aparición de brillos? Pues que tenemos la solución para tu tipo de piel, la crema que hará que tu maquillaje se mantenga intacto y tu piel mate a lo largo del día: Cell Balance Light Cream matifica la piel al instante, por lo que es ideal en pieles mixtas y cutis grasos por su regulación sebácea. También es indicada para pieles sensibles y propensas a alergias. ¡El paso previo idóneo para un rostro perfecto y un maquillaje uniforme!

#3. La base de maquillaje adecuada

Para realizar unos correctos cuidados de la piel, siempre has de conocer y tener muy en cuenta cuál es tu tipo de cutis para no alterar su belleza con productos incorrectos. Por tanto, has de evitar las bases de maquillaje que no se adapten a ti. ¿Piel seca? Evita el maquillaje que reseque aún más tu rostro. ¿Cutis graso? Di «no» a las bases de maquillaje oleosas. De lo contrario, te garantizamos desde ya que los brillos aparecerán en tu piel sí o sí, y esta será más propensa a las espinillas.

#4. Nada de aplicarla con los dedos: hola, brochas de maquillaje

¿Quieres deslumbrar con una piel mate, ya sea con tu maquillaje de día o para tu maquillaje de noche? Pues dile adiós a eso de aplicar tu base con los dedos. Además de propiciar que tu rostro se ensucie o engrase más (ya que nuestras manos pueden no estar del todo limpias), no es el método más efectivo. Utiliza una ‘blender’ o brochas de maquillaje para extender y difuminar bien el producto en tu rostro. Con ellas conseguirás aplicar la cantidad correcta, sin pasarte, y una menor cantidad de base siempre sacará menos brillos en tu cutis, sobre todo si el tuyo es de tipo graso.

#5. Piel mate gracias a polvos matificadores

El producto estrella que garantizará que los brillos no hagan acto de presencia y enturbien tu rostro perfecto. Una vez maquillada, aplica una pequeña cantidad de polvos matificadores en las zonas susceptibles a la aparición de brillos (normalmente, la zona «T» de la cara). Esto mantendrá a raya el problema de los brillos.

Polvos matificadores

#6. El truco del hielo para un rostro perfecto

¿Qué necesitamos? Un poco de hielo y un trocito de papel de cocina. Con pequeños toquecitos, pasa el hielo envuelto en el papel por las zonas de tu piel susceptibles a brillar. Esto hará que tu maquillaje dure más, y si has aplicado un exceso de base, este se quedará en el papel y el resultado será más uniforme, sobre todo si tu cutis es graso.


Es muy fácil conseguir una piel mate, lisa y uniforme si te gusta el maquillaje y utilizas los productos y pasos adecuados. Y recuerda: ¡nunca olvides terminar el día con una buena limpieza facial! Saca a relucir la belleza de tu piel.

¡Síguenos en Instagram!