El concepto «dieta» parece sencillo. Pero te sorprendería la cantidad de veces que creemos hacer estar haciendo algo bien… cuando en realidad no es así.

En lo que respecta a dietas, sólo hay una cosa que tienes que tener perfectamente clara: si de verdad piensas en comenzar una, ¡ponte en manos de un profesional que te aconseje qué es lo mejor para ti en función de tu cuerpo! No arriesgues tu salud.

Ahora que se acerca el buen tiempo, te contamos los errores más comunes que solemos cometer cuando pensamos en ponernos a dieta. ¡Ten cuidado, algunos son peligrosos para tu salud!

#1. Comenzar la dieta que te aconseja un amigo o confiar en una dieta online

Primer error: no confiar en profesionales. Mucho cuidado con comenzar una dieta sin tener ni idea de nutrición: no todas las dietas sirven a todos por igual. Hay que tener muchos factores en cuenta: tu masa corporal, tu salud, tus intolerancias, tu peso ideal, tu metabolismo… ¡No te dejes convencer por cualquiera! Lo que le funciona a uno, no tiene por qué funcionarte a ti, y puedes estar poniendo en riesgo tu salud.

#2. Dejar de comer para adelgazar más rápido

Segundo error (y de los gordos): saltarse comidas con el fin de perder peso más rápido. ¡Error de manual! Saltarse la cena o el desayuno no hará que adelgaces más rápido. Tu cuerpo está acostumbrado a recibir comida regularmente. Si esto para de golpe, comerás con más ansiedad en las siguientes comidas y retendrás mayor cantidad de líquidos, ya que entrarás en «modo reserva». Si vas a comenzar una dieta, hazlo con cabeza, y procura recibir supervisión profesional.

#3. No hacer ejercicio

Tercer error: la vida sedentaria. Debería ser de sobra conocido: sin moverte un ápice, por mucho que hagas dieta, no vas a conseguir muchos beneficios. ¡La vida sana se consigue con el movimiento además de la buena alimentación!

#4. Abusar de los alimentos ‘light’

Cuarto error: lo «light» no es sinónimo de «dieta». Adquirir únicamente alimentos «light» por el hecho de que contienen menos calorías puede dar pie a que comas mayor cantidad de los mismos, es decir, al final estarás haciendo lo mismo que comiendo el alimento «normal». En los productos «light», el sabor, la sal, el azúcar y la grasa es más bajo, por lo que sin querer, podemos comer más cantidad sin darnos cuenta para estar más saciados. ¡Al final comerás las mismas calorías que quieres evitar! Insistimos: déjate aconsejar.

#5. Fruta fruta y más fruta

Quinto error: abusar de la fruta. Sí, la fruta es sana, pero comer sólo fruta no quiere decir que estés a dieta. En las dietas la fruta suele estar presente, pero con un sentido. Además, hay frutas más calóricas que otras, con mayor cantidad de azúcar, y no conocer este hecho puede provocar que nos hinchemos a comer determinadas cantidades de frutas que nos aportan un alto contenido calórico sin saberlo.


¿Eres esteticista? Dale a PLEI y descubre todo el contenido sobre Dermia Solution